Abuso social

Comparte
Mujer musulmana sufriendo de abuso social

Vivimos en una sociedad donde la violencia está presente constantemente, ya sea directa o indirectamente. Todos los días, existen casos de secuestro, asesinato, violencia doméstica, machismo, racismo y otros. A este tipo de violencia se lo conoce como abuso social. El abuso social está tan presente a nivel mundial que ya hasta lo consideramos como parte de la naturaleza humana. Sin embargo, el abuso social, así como cualquier otro tipo de abuso, tiene un impacto significativo en la vida de las personas y en la comunidad también. Por esto, es importante conocer acerca del abuso social y entender qué se considera como tal para poder afrontarlo en caso de presenciarlo. A continuación, te contamos todo acerca de este tipo de abuso.

¿Qué es el abuso social?

El abuso o violencia social es cualquier tipo de violencia con impacto social que atenta contra la integridad física y/o psicológica de las personas. El abuso social puede ser generado por una persona, por un grupo de personas o por una comunidad entera. Generalmente, el objetivo principal del abuso social es obtener o mantener una posición de poder y de estatus social. El abuso puede adoptar diferentes formas y puede ser tanto directo como indirecto. Por un lado, el abuso directo es aquél que involucra un acto violento como tal. Por ejemplo, el asesinato de una persona o el terrorismo. Por otro lado, el abuso indirecto involucra conversaciones, valores, prejuicios y/o estereotipos que atentan contra alguien o contra un grupo de personas. Por ejemplo, el machismo o la homofobia pueden ser considerados un tipo de abuso indirecto.

Tipos de abuso social

Como mencionamos antes, el abuso social puede ser directo o indirecto. De igual forma, la violencia puede darse de diferentes formas, todas atentando contra la integridad de la persona o el grupo de personas víctimas. Las formas en cómo se da la violencia pueden ser las siguientes:

Directas:

  • Violencia doméstica: Abuso físico, emocional, sexual o negligencia que se da dentro del núcleo familiar
  • Terrorismo: Cualquier acto que tenga la intención de causar la muerte o daños corporales graves a personas civiles con el objetivo de intimidar a una población o un gobierno.
  • Secuestros: Retención de una persona por medio de la fuerza, intimidación o fraude, con la intención de atentar contra su integridad
  • Asesinatos/homicidios/feminicidios: Causar la muerte de una persona
  • Agresiones sexuales: Cualquier contacto sexual que sea sin el consentimiento de la otra persona
  • Vandalismo: Destrucción o daño deliberado de propiedad privada o pública
  • Acoso escolar: Hostigamiento o abuso que se da dentro de instalaciones escolares

Indirectas:

  • Machismo: Cualquier acción que contribuye sistemáticamente al menosprecio de la dignidad, la integridad física y/o psicológica y estima de niñas, mujeres o cualquier persona con una identidad de género y/o sexualidad diferente a la normativa.
  • Racismo: Cualquier acto o ideología que defiende la superioridad de una raza frente a las demás
  • Homofobia: Odio a los homosexuales
  • Xenofobia: Rechazo a los extranjeros

Cualquiera de estos tipos de abuso tienen un impacto y efecto significativo en la vida de las personas y en la sociedad en general. Por eso, es importante denunciarlos y buscar ayuda si sientes que eres una persona que podría llevar a cabo cualquiera de estos.

¿Qué factores pueden intervenir para que se dé el abuso social?

Existen factores que están presentes en una sociedad y que juegan un rol importante en el desarrollo y presencia del abuso social. Estos factores muchas veces pasan desapercibidos, pero su impacto es tan grande que hace que las personas se vuelvan violentas en el transcurso del tiempo. Ahora, te contaremos sobre algunos de ellos.

Desigualdad o percepción de desigualdad

Una sociedad es más propensa a presenciar abuso social cuando se percibe algún tipo de inequidad o desigualdad. La desigualdad se da cuando unos reciben mejor trato que otros sin razón justificable. Como resultado de la misma, las personas comiencen a compararse entre ellas y comienzan a percibir injusticias. Es aquí cuando el abuso social suele ocurrir ya que las personas reaccionan con violencia hacia la inequidad. De igual forma, el abuso social se presenta cuando las personas tratan con desigualdad a los demás.

Posición de poder

Cuando las personas sienten que su posición de poder está siendo amenazado, es más probable que existan abuso social. En la mayoría de las sociedades, hay quienes ejercen poder sobre otros amenazando la posición social y de poder de los demás. Cuando una persona se siente amenazado, generalmente utiliza la violencia para defender su posición.

Exclusión social

La exclusión social se da cuando una persona o un grupo de personas excluyen a otros porque no consideran que son parte de la sociedad. Estas acciones generan malestar, ira y frustración en las personas que son excluídas y, como resultado, provocan la violencia.

Educación restrictiva y/o rígida

Las personas que reciben una educación restrictiva y/o rígidas, generalmente, son personas que son inflexibles hacia formas de pensar, opiniones y/o creencias que difieren con las suyas. Esto incita a que la persona piense que lo que difiere está mal y es inaceptable. Causando violencia y abuso hacia las otras personas.

Efectos del abuso social

Como mencionamos anteriormente, el abuso social tiene un impacto significativo en la vida de las personas como en la sociedad en general. Algunos de ellos son:

  • Como consecuencia de sufrir abuso social, las personas desarrollan trastornos como depresión, ansiedad, trastorno postraumático, etc.
  • Las personas que sufren abuso social, generalmente se sienten humilladas y desarrollan una baja autoestima
  • Puede ocasionar, en muchos casos, la muerte de las personas
  • En algunos casos, la persona o entidad agredida se siente obligada a actuar de una determinada forma por miedo a las consecuencias de no hacerlo
  • El abuso social puede ocasionar más violencia como un ataque al mismo
  • Como se mencionó al comienzo, muchas veces este suele ser normalizado, causando que las personas se vuelvan insensibles o invisibles al mismo. Como resultado, el abuso social perdura y nadie hace nada para erradicarlo.

El abuso social debe ser denunciado siempre. Es importante reconocer y luchar contra cualquier acto que pueda atentar contra la integridad de una persona o una sociedad. Para hacerlo, es necesario que las personas hagan un trabajo interno, así como la sociedad también. Un primer paso para aquellos que quieren trabajar internamente para no ser parte de estos abusos es ir a terapia. En terapia puedes trabajar todas esas creencias que no permiten poner un fin a este tipo de violencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Psiconnet - Encuentra tu Psicólogo Ideal

Te conectamos con tu psicólogo ideal para recibir tu consulta psicológica en línea.

Av. 6 de diciembre y Checoslovaquia, 170504, Quito, Pichincha, Ecuador.

Te ayudamos

Encuentranos en

Trustpilot