Bullying o acoso escolar

Comparte
Bullying o acoso escolar

El tema del bullying se ha convertido en un asunto de mucha importancia por su alta incidencia y prevalencia en ambientes educativos, específicamente en colegios. El bullying no solo afecta a la persona que lo sufre, si no también a todo el ambiente escolar y familiar. El mismo puede llegar a ser tan nocivo que el desarrollo de la persona puede verse igualmente afectado. Por eso, es importante conocer acerca del mismo y conocer qué se puede hacer en casos de que exista.

¿Qué es el bullying?

El bullying, también conocido como acoso escolar, se caracteriza por comportamientos de maltrato, agresivos y violentos, que uno o varios niños o adolescentes realizan deliberadamente sobre otro. Se considera bullying cuando el maltrato es reiterado y, más que nada, intencionado. El objetivo del bullying es ejercer poder sobre la otra persona, poniéndola en una posición sumisa, insegura e intimidante.

El bullying puede darse en cualquier lugar. Por lo general, la mayor incidencia de bullying suele ocurrir en el espacio escolar, ya sea durante el recreo, en los pasillos, en los baños del colegio, en el transporte, en la cafetería, en el aula, etc. Además, el bullying suele ser escondido, por lo cual es difícil de detectar. Por ende, es importante estar atentos a los cambios de actitud de los niños o adolescentes para poder analizar el por qué de ello y descartar casos de acoso escolar.

¿Cuáles son las causas del bullying?

Las causas del bullying pueden ser muchas. Sin embargo, existen algunos factores de riesgo que juegan un rol importante cuando hablamos del bullying:

  • Problemas sociales o familiares: Niños o adolescentes que vienen de un hogar o ambiente social donde existe mucha violencia suelen relacionarse con sus pares de esta manera y pueden llegar a hacer bullying
  • Personalidad: Una persona que no tiene empatía podría volverse en alguien que ejerce acoso escolar para sentir poder sobre el otro.
  • Modelos educativos: Cuando un niño crece en un hogar donde hay ausencia de valores, falta de límites y violencia, es probable que ejerza bullying en otros niños.
  • Antecedentes de acoso: Una persona que ha sufrido acoso antes, podría volverse en el acosador más adelante.

A pesar de que todas estas cosas pueden incrementar las posibilidades de que existan casos de bullying, es importante entender que las causas pueden difererir dependiendo de cada caso. Por eso, es necesario que, cuando se descubre un caso de bullying, no solamente se trabaje con la víctima, sino también con el que lo está haciendo.

Tipos de bullying

Cuando pensamos en bullying, pensamos erróneamente que solo existe el bullying físico. No obstante, existen varios tipos de bullying que no necesariamente utilizan la violencia física como maltrato.

Físico

Este tipo de bullying es, tal vez, uno de los más comunes. Incluye todo tipo de maltrato físico como golpes, patadas o empujones. El bullying físico no solo atenta contra la integridad física de la persona, pero también contra la integridad psicológica de la misma.

El bullying físico es, probablemente, el bullying más fácil de detectar ya que existen evidencias físicas como moretones, fisuras, fracturas, etc. que son díficiles de esconder.

Verbal

El bullying verbal es aquél que utiliza el abuso emocional como la mayor fuente de maltrato. El mismo incluye insultos, burlas, rumores, apodos, humillaciones, amenazas y otros para intimidar y hacer daño a la otra persona. Este tipo de bullying es más difícil de detectar ya que muchas veces las víctimas callan por miedo a experimentar represalias de parte de los acosadores.

Social

Este tipo de bullying se caracteriza por la discriminación o aislamiento social. Cuando existe este tipo de bullying, los niños o adolescentes rechazan o descolan a la persona para que no sea parte de un grupo, no esté invitado a una fiesta o simplemente se quede solo. Algunos de los comportamientos más comunes en este tipo de acoso son el rechazo, la discriminación social y/o económica, la indiferencia, entre otros.

Sexual

En este tipo de bullying, los comportamientos con connotación sexual son los que prevalecen. En casos muy graves, el abuso sexual también se puede dar. Los comportamientos que son comunes en este tipo de bullying son la intimidación sexual, el acoso sexual, el abuso sexual, entre otros.

Ciberbullying

Tal como lo dice su nombre, el ciberbullying es aquél que sucede a través de las redes sociales. En estos casos, la persona utiliza la tecnología para hostigar a la víctima con mensajes, fotos y amenazas. Generlamente, la víctima no sabe quién le envía todos los mensajes y termina siendo muy afectada por ello.

Sea cual sea el tipo de bullying, todos ellos afectan, significativamente, a la persona que lo sufre. No solamente el área social se ve afectada, pero su salud mental también se debilita, al punto de afectar todas las demás áreas. Por eso, es importante que si conocemos de algún caso de bullying, busquemos ayuda para esa persona lo más pronto posible y brindemos el apoyo necesario.

Consecuencias del bullying

Como mencionamos antes, el bullying puede ser difícil de detectar ya que las víctimas suelen callar sobre lo que les está pasando, ya sea porque están siendo amenazados o porque tienen miedo a que la situación empeore. Por eso, es importante estar atentos a los siguientes síntomas o señales que podrían indicar un caso de bullying:

  • Cambios drásticos en el comportamiento del niño
  • Irritabilidad
  • Alteraciones de sueño
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Autoestima baja
  • Inseguridad
  • Pensamientos suicidas
  • Alteraciones en el apetito
  • Dolores de cabeza
  • Aislamiento social
  • Evitación de ir al colegio
  • Dificultad para concentrarse
  • Sentimientos de culpa
  • Llanto incontrolado
  • Miedo
  • Síntomas físicos como sudoración, temblor, nerviosismo

¿Qué hacer si mi hijo sufre de bullying en el colegio?

Si sientes que tu hijo manifiesta algunos de los síntomas señalados anteriormente, es importante que intentes hablar con él para encontar la razón por la que se está sintiendo así. Si es un caso de bullying, es importante que hables con el colegio para pedir apoyo de los profesores y psicólogos. De igual manera, es importante buscar ayuda profesional para tu hijo ya que el bullying puede desarrollar trastornos mentales en un futuro. Es importante que tu hijo trabaje sus traumas, hable con alguien sobre lo que está pasando y logre separarse de estas personas lo antes posible.

¿Cómo prevenir el bullying?

La mejor manera de prevenir el bullying es crear un ambiente escolar amigable donde no exista la discriminación de ningún tipo. Sin embargo, muchas veces a pesar de que el ambiente escolar sea en contra del bullying, igual puede suceder. Por eso, es importante que, en casa, promuevas un ambiente y una crianza donde tu hijo se sienta seguro de sí mismo, con una autoestima saludable y que sea resiliente. De esta forma, el mismo podrá defenderse de cualquier persona que quiera cometer bullying contra él y no permitir que el mismo se vuelva en una situación reiterada y constante.

El bullying es un problema grave que se da en todas partes del mundo. Por eso, es imporante apoyarse de psicólogos clínicos para que puedan darte herramientas para que tu hijo no sea víctima de él. En Psiconnect, tenemos a una variedad de psicólogos que pueden ayudarte con esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Psiconnet - Encuentra tu Psicólogo Ideal

Te conectamos con tu psicólogo ideal para recibir tu consulta psicológica en línea.

Av. 6 de diciembre y Checoslovaquia, 170504, Quito, Pichincha, Ecuador.

Te ayudamos

Encuentranos en

Trustpilot