¿Cómo saber si tengo ansiedad?

Comparte
Mujer confundida o ansiosa.
Foto de Karolina Grabowskai para Pexels.

Imagínate que tienes una entrevista de trabajo el día de mañana. Es el trabajo que siempre has querido conseguir y te ha tomado mucho tiempo, esfuerzo y preparación para llegar hasta aquí. Sabes que has hecho todo para que te vaya bien pero igual tienes miedo, estás tensionado, sientes un hueco en el estómago y tus manos te sudan. De igual forma, no dejas de pensar en todos los posibles escenarios una vez que estés ahí. Estás con ansiedad, y hasta que no salgas de la entrevista, la misma te acompañará. 

Todos hemos experimentado, al menos una vez en nuestras vidas, situaciones similares como la que acabamos de describir. Tal vez no con una entrevista de trabajo pero sí con otro tipo de situaciones. La ansiedad es una reacción normal que tenemos cuando estamos frente a una situación de estrés o incertidumbre. Sin embargo, cuando esta es constante y comienza a interferir con nuestro día a día y a afectar nuestra funcionalidad, la misma se vuelve un problema. Es entonces, cuando existe la posibilidad de estar experimentando un trastorno de ansiedad. 

Si bien se utiliza el término “ansiedad” para describir múltiples situaciones, existen diferentes tipos de trastornos. Es importante conocer cada uno de ellos para saber si sufres ansiedad o no. A continuación te explicaremos qué es la ansiedad, los síntomas que comparten todos los trastornos de ansiedad y sus diferenciadores. De esta forma, podrás reconocer si estás experimentando ansiedad o no. 

Para empezar…¿qué es la ansiedad?

Según la 5ta Edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V por sus siglas en inglés), la ansiedad es una respuesta que se anticipa a una amenaza futura. Si bien existen diferentes tipos de trastornos de ansiedad, todos se caracterizan por tres factores en común: el miedo, la ansiedad excesiva, y la alteración de la conducta. Lo que les diferencia entre sí son el tipo de objetos o situaciones que inducen a estos factores. Por ejemplo, hay trastornos que son causados por miedo a eventos sociales, a insectos o a espacios cerrados. 

De igual manera, estos trastornos se diferencian del miedo o la ansiedad normal por ser excesivos y persistir más tiempo de lo normal. Por lo general, estos trastornos tienden a durar 6 meses o más. Si bien esta es una característica de estos, el tiempo puede variar dependiendo del caso. Asimismo, estos trastornos suelen compartir síntomas entre ellos. Por ejemplo, una persona que tiene este trastorno por separación, puede también tener algún tipo de fobia. 

Si no estás seguro/a aún de que podrías estar sufriendo de este trastorno, sigue leyendo para conocer cuáles son los síntomas que normalmente se manifiestan en la ansiedad y los diferenciadores de cada uno de ellos.

Entonces, ¿cuáles son los síntomas?

Como dijimos antes, existen diversos tipos de trastornos de ansiedad. A continuación, te señalaremos los síntomas que comparten todos los trastornos de ansiedad. De esta forma podrás ver si te identificas con algunos de ellos: 

  • Miedo o preocupación excesiva por diferentes situaciones u objetos
  • Malestar
  • Resistencia, rechazo o evitación hacia el objeto o situación que está produciendo el miedo
  • El trabajo, la vida social y la vida en general se ve afectada 
  • Los síntomas son persistentes o constantes
  • Síntomas físicos causados por el miedo y la ansiedad. Estos síntomas pueden ser: palpitaciones fuertes, sudoración, tensión muscular, temblor en el cuerpo, náuseas, respiración rápida. Si quieres conocer más acerca de cómo se siente la ansiedad, te invitamos a leer nuestro blog “¿Cómo se siente la ansiedad? 
  • Dificultad para dormir. Las personas que tienen algún trastorno de ansiedad suelen tener problemas para dormir, ya sea para quedarse dormido, mantener el sueño o, simplemente, descansar. 

Pero, ¿cuáles son los tipos de trastornos de ansiedad y cómo se diferencian entre ellos?

Todos estos síntomas suelen aparecer en cualquiera de los trastornos de ansiedad. Lo que les diferencia a cada uno de ellos es la situación o el objeto que producen todos estos síntomas. A continuación te señalaremos qué objeto o situación es la que produce el trastorno en cada uno de ellos: 

  • Trastorno de ansiedad por separación: miedo a separarse de las personas con las que se tiene apego 
  • Mutismo selectivo: miedo a hablar en situaciones donde se espera que hable. Por ejemplo, cuando se va a dar una presentación en público. 
  • Fobia específica: miedo a animales, entornos naturales y/o viajar en avión 
  • Trastorno de ansiedad social o fobia social: miedo a interactuar con otras personas 
  • Trastorno de pánico: experimentar crisis de pánico y tener miedo a que se vuelvan a repetir 
  • Agorafobia: miedo a estar en espacios cerrados o espacios con mucha multitud 
  • Trastorno de ansiedad generalizada: miedo a diversas situaciones y/o eventos. La ansiedad y el miedo se generalizan en diferentes momentos. 
  • Trastorno inducido por sustancias/medicamentos/enfermedades médicas: el miedo es causado por el consumo de sustancias, medicamentos o enfermedades médicas

Si, ahora que has leído los síntomas y los diferenciadores de cada trastorno, estás segura/o de que estás experimentando ansiedad, es importante que tomes acción. Y con tomar acción, nos referimos a que encuentres al psicólogo online indicado para ti y hacer frente a la situación. 

¿Es necesario ir a terapia para tratar mi ansiedad? 

Lo que estás experimentando no desaparecerá de un día para el otro. Ni tampoco con el tiempo. Es necesario que si, al leer este blog, te sientes identificada/o, busques ayuda de un profesional de la salud mental (psicólogo clínico) para comenzar un proceso terapéutico. La terapia es un espacio donde podrás ventilar todas tus preocupaciones y al mismo tiempo podrás aprender de herramientas eficaces para manejar los síntomas que experimentas. Por ejemplo, podrás aprender ejercicios de relajación, formas de dormir mejor, y muchas otras herramientas para manejar lo que sientes. Además, la terapia será un espacio donde nadie te juzgará por tus miedos, preocupaciones o ansiedades. 

Dentro de la psicología, existen varias metodologías o enfoques terapéuticos que sirven para abordar los trastornos de ansiedad. Sin embargo, se ha descubierto que la terapia cognitivo conductual es la más efectiva para tratar la ansiedad. La terapia cognitivo conductual es una terapia válida científicamente y es estructurada, de corto plazo y enfocada en el presente. La misma trabaja sobre aquellos pensamientos que no te aportan a tu bienestar. Además, este tipo de terapia psicológica también es aplicable en línea con la misma efectividad que otro tipo de terapia. Si quieres leer más acerca de la terapia cognitivo conductual, te invitamos a leer nuestro blog “Terapia cognitivo conductual: qué es y cómo se si es para mi”. 

Tienes compañía…

De igual forma, es importante que sepas que no estás solo. La ansiedad es uno de los trastornos más comunes dentro de la psicología. Y al ser uno de los más comunes, es también uno de los más estudiados y tratados en todo el mundo. No tengas miedo a afrontar tus miedos, porque una vez que lo hagas, te sentirás libre. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *