¿Por qué no puedo dormir? ¿Insomnio?

Comparte
Persona frustrada porque no puede dormir o sufre de insomnio.
Persona con insomnio sin poder dormir. Foto por Ivan Smakov para Pexels.

Seguramente te ha pasado, al menos una vez en tu vida, que te vas a dormir y de repente, te encuentras dándote vueltas y vueltas en la cama, tratando de buscar la posición correcta, sin poder quedarte dormido/a. O que te vas a dormir, y en medio de la noche, te despiertas sin razón alguna y no te puedes quedar dormido/a nuevamente. Al día siguiente, te sientes cansado/a, con sueño, sin poder concentrarte ni ser productivo/a. A esto se lo conoce como insomnio. 

El sueño es algo importante que debemos cuidar. Pasamos, o deberíamos pasar, un tercio de nuestras vidas durmiendo. Cuando no podemos dormir, la memoria y el aprendizaje no funcionan correctamente, la atención y la concentración trabajan con dificultad, y los estímulos exteriores nos irritan fácilmente. Es por esto, que si tienes insomnio, es importante prestarle atención y hacer algo al respecto. 

A continuación, te explicaremos qué es el insomnio, cuáles son sus síntomas, a qué se debe y algunos de sus tratamientos. 

¿Qué es el insomnio? 

Según la 5ta Edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-V por sus siglas en inglés), el insomnio es un trastorno de sueño que se caracteriza por la dificultad para iniciar el sueño, despertarse varias veces durante la noche y/o despertarse muy temprano en la mañana sin poder volver a quedarse dormido/as.  Como resultado de no poder descansar, la persona siente malestar y su día a día se ve afectado porque no puede funcionar de manera correcta. Entonces, su productividad en el trabajo ya no es la misma, sus relaciones interpersonales se ven deterioradas, y su comportamiento se ve profundamente afectado. 

El insomnio puede ser episódico o persistente. Cuando es episódico, los síntomas duran entre un mes y tres meses. Normalmente, este tipo de insomnio se da por situaciones particulares en la vida de la persona. Cuando es persistente, los síntomas duran más de tres meses. 

¿Cuáles son sus síntomas?

Es importante conocer cuáles son los síntomas del insomnio para no confundirlos con otros trastornos del sueño que pueden causar problemas al dormir. El insomnio se caracteriza por los siguientes síntomas: 

  • Dificultad para iniciar o mantener el sueño por más de un mes 
  • La alteración del sueño causa malestar significativo y/o deterioro en áreas importantes del funcionamiento de la persona como el área social, laboral, académico
  • La dificultad para dormir se produce al menos 3 veces a la semana
  • Existe la alteración de sueño a pesar de que las condiciones sean las favorables
  • El problema del sueño NO se debe a otros trastornos como trastorno de depresión mayor, trastorno de ansiedad generalizada o delirio
  • La alteración del sueño NO se debe a efectos directos fisiológicos de alguna sustancia como un medicamento o una droga 

Es importante también mencionar que el insomnio puede causar frustración y estrés. Además, se puede volver un ciclo vicioso en el que la persona entra a la cama predispuesta a que no va a poder dormir, lo cual causa más frustración y como resultado tiene insomnio. 

¿A qué se debe el insomnio y que no puedo dormir?

Cuando tienes insomnio episódico, normalmente se debe a situaciones como: 

  • Estrés y/o ansiedad: las preocupaciones relacionadas a la familia, el trabajo, las tareas, la economía, los amigos y/o la salud pueden contribuir al insomnio. El cerebro está constantemente pensando en las preocupaciones, sin dejar que el cuerpo y la mente descansen. 
  • Malos hábitos de sueño: dormir en diferentes horarios, mirar la pantalla de tu celular justo antes de irte a dormir o tener discusiones, son todas cosas que pueden afectar tu sueño al irte a dormir. 
  • Alimentación pesada antes de dormir: cuando una persona come demasiado, el cuerpo necesita de más energía para digerir. Esto puede causar insomnio ya que su cuerpo está concentrado en digerir y no en dormir. 

En cambio, cuando es insomnio persistente, se puede deber a las siguientes cosas: 

  • Consumo de sustancias: sustancias como cafeína, nicotina y/o alcohol puede impedir que duermas bien ya que su función es estimular o activar al cerebro
  • Trastornos mentales: trastornos como la depresión mayor, la ansiedad generalizada o el delirio pueden causar insomnio 
  • Medicamentos: algunos medicamentos afectan al sueño. Asegúrate de mirar los efectos secundarios antes de tomarlos. 

Si no estás seguro aún de qué es lo que puede estar afectando tu sueño, es importante que hables con un profesional para que haga una evaluación más profunda.

¿Qué puedo hacer para dormir y no tener insomnio?

Existen varias formas en las que podemos tratar de combatir el insomnio. A continuación te damos algunas sugerencias, por si no puedes dormir, que puedes intentarlas desde hoy: 

  • No utilices dispositivos antes de dormir. La luz que emiten las pantallas afectan el patrón del sueño y también interfiere en la producción de la melatonina, una hormona necesaria para el sueño. 
  • Duerme sin luz. La luz es un estímulo que afecta la producción de la melatonina y no permite que el cerebro descanse. 
  • Cuida de tus emociones antes de dormir. Si tienes una discusión fuerte antes de ir a dormir, es probable que tengas dificultades para hacerlo. Asimismo, si ves una película que te causa emociones muy intensas, las mismas pueden afectar tu sueño. 
  • Cuida de tus pensamientos antes de dormir. Los pensamientos negativos pueden tener un efecto negativo en tu sueño. Por eso, es importante que pienses en cosas alegres o positivas. 
  • Mantén una rutina. Tener una rutina antes de dormir prepara a tu cuerpo y mente para dormir y mejora tu sueño. 
  • Cena alimentos ligeros. Los alimentos pesados requieren de más energía para digerir y esto puede afectar a tu sueño. Trata de comer ligero. 
  • No tengas la predisposición a que no vas a poder dormir. Anda a dormir pensando que vas a dormir súper bien. Si vas con la predisposición de no vas a poder dormir, tu cuerpo no lo hará y tendrás insomnio.

Si intentas todos nuestros consejos y no sientes que tu sueño mejora, es importante que contactes con un profesional de la salud mental para poder evaluar de manera más profunda tus problemas de sueño. Recuerda que el sueño no solo afecta tus noches, sino también tu funcionalidad en el día a día. Al cuidar tu sueño estás cuidando tu memoria, tu atención, tu concentración, tus emociones, tus conductas, tus pensamientos y tu salud mental. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *