¿Qué es el duelo?

Comparte
Mujer experimentando duelo tras la pérdida de un ser querido

A raíz de la pandemia del COVID-19, muchas personas en Ecuador y Latinoamérica han perdido a sus seres queridos o conocidos. Por eso, no es coincidencia que desde el inicio de la pandemia, cerca de febrero del 2020, el número de búsquedas con el término “fases del duelo” hayan incrementado en un 150%. Además, mucho se ha escuchado de este tema en los medios debido a su relevancia, pero a pesar de eso es posible que aún no quede claro.

En este blog, te explicamos qué es el duelo, fases del duelo, reacciones ante este, y  su diferencia ante el luto.

¿Qué es el duelo?

El duelo es un conjunto de emociones o sentimientos-en ocasiones abrumadores- que nacen como respuesta ante la pérdida de un ser querido o de algo importante para la persona. En ocasiones estos inclusos son respuestas cuando se tiene que procesar la posible pérdida de una persona que ha sido diagnosticada con una enfermedad avanzada o terminal.

Además, es importante tener en cuenta que el duelo no solo ocurre cuando se pierde a alguien o algo importante sino también puede ser una respuesta a cambios cíclicos en la vida como: terminar una relación, mudarse a otro continente, un hijo dejando el hogar, y muchos otros cambios más.

Fases del duelo

Es posible que tus sentimientos o emociones vayan cambiando de a poco conforme procesas esta pérdida. Es un proceso difícil de controlar y que en realidad varía de persona en persona, sin embargo puede ser de ayuda conocer cuáles son las razones detrás de los sentimientos que experimentas en cada fase. A pesar de que en la actualidad se recomienda no percibir al duelo como una serie de fases rígidas, es posible que hayas escuchada de las 5 etapas del duelo:

  • Negación: Cuando la pérdida recién ocurre, es común decirse a uno mismo: “Esto no puede estar pasando, no es real.” Es posible que te sientas entumecido, sorprendido o en estado de shock. Esto es un mecanismo de defensa que te ayuda a lidiar de forma temporal e inicial con el proceso que viene por delante pues es posible que al negar la pérdida se postergue el dolor que causa la pérdida.
  • Ira: Conforme vas afrontando de a poco esta nueva realidad te enfrentas al dolor de la pérdida. A la vez, comienzas a entender que no puedes revertir el curso de las cosas y te puedes sentir desesperado y sin esperanza, causando frustración. Este dolor y frustración puede transformarse en ira. Esta ira puedes transmitirla a tu entorno más cercano, a tu lugar de trabajo, a un ser o poder superior o simplemente a tu vida en general. También es posible que sientas ira o resentimiento a la persona que perdiste por “haberte dejado”, puede ser parte del proceso.
  • Negociación: En esta fase del duelo, puede que se crean escenarios hipotéticos dónde tienes el control de la situación y puedes revertirla o mejorarla, sin embargo esto no ocurre realmente. También hay la posibilidad de que te estanques en pensamientos o preguntas como: “¿qué pude haber hecho diferente?”, “¿qué habría pasado si es que…?” , “si tan solo…”
  • Depresión: Todas estas situaciones hipotéticas e irreales donde tenías control sobre la situación empiezan a terminarse, y la realidad se vuelve muy distinta. Esta nueva realidad empieza a exponer sentimientos de tristeza y tu salud mental y emocional se ve afectada. Algunos síntomas de depresión también pueden aparecer, entre los cuales están algunos trastornos del sueño, pérdida de apetito, entre otros. Te puedes sentir sin motivación, en soledad y con arrepentimiento.
  • Aceptación: En esta fase del duelo, aceptas una nueva realidad sin esta persona, etapa o cosa. Sabes que no puedes cambiar el estado de las cosas. A pesar de que puedes sentir tristeza aún, empiezas a retomar tu vida como antes.

Si bien estas fases del duelo propuestas por la psiquiatra Elisabeth Kübler-Ross, han sido respaldadas a través de los años, es importante tener en cuenta que cada persona experimenta este proceso de diferentes formas. Dicho esto, es posible que te saltes algunas fases o que repitas algunas fases después de pensar que ya habías progresado, trata de no acelerarte este es un proceso y como todo proceso requiere de paciencia. Adicionalmente, ten en cuenta que esta inestabilidad en las fases pueden deberse a eventos puntuales como el cumpleaños de una persona fallecida o un lugar al que solías ir con esta persona. Estos eventos catalizan o “reactivan” el duelo nuevamente.

Tipos de reacciones ante el duelo

La forma en la que una persona reacciona ante el duelo depende de varios factores, como la edad, el tipo de pérdida, entre otros. Además, estas reacciones pueden ser conductuales, cognitivas o mentales, emocionales, físicas y hasta espirituales.

Reacciones conductuales ante el duelo:

  • Culpar a los demás de forma constante y sin motivo
  • Evitar interactuar con otras personas
  • Descuidar el higiene, alimentación o la salud
  • Pérdida de interés 
  • Aumento del uso de sustancias sea alcohol, drogas  o medicamentos
  • Forzarse a sentirse bien o fuerte para dar tranquilidad al resto

Reacciones cognitivas o mentales ante el duelo:

  • Afectaciones en la memoria a corto plazo
  • Alteración en los procesos de sueño
  • Indecisión incluso en situaciones simples
  • Dificultades para concentrarse en una actividad

Reacciones emocionales ante el duelo:

  • Sentimientos de culpa constantes
  • Sentirse desesperado o frustrado por no saber qué hacer
  • Cambios de ánimo de forma repentina
  • Anhelo por el ser querido o pérdida
  • Sentimientos de ira
  • Ansiedad con altos niveles de intensidad

Reacciones físicas ante el duelo:

  • Dolor de cabeza
  • Cansancio o fatiga
  • Dolor o tensión muscular
  • Nauseas
  • Aumento en el ritmo cardiaco
  • Indigestión
  • Nudo en la garganta

Reacciones espirituales ante el duelo:

  • Cuestionar tu espiritualidad o tu fe
  • Ira contra dios o un poder superior por la pérdida
  • Cuestionamiento y cambio en las creencias y valores que mantenían anteriormente
  • Tratar de encontrar un motivo, sentido o un porqué a la pérdida

Estas son solo algunas de las reacciones, no son todas, no son las únicas que se presentan como reacción ante el duelo. Es recomendable que si no logras entender bien lo que estás pasando acudas donde un profesional de la salud mental para que te apoye en este camino.

Duelo y luto, ¿en qué se diferencian?

El duelo es un conjunto de emociones o sentimientos-en ocasiones abrumadores- que nacen como respuesta a la pérdida de un ser querido o de algo importante para la persona. En otras palabras, el duelo es el conjunto de sentimientos o pensamientos internos que son respuesta natural ante una pérdida. Por otro lado, el luto es cuando se toma al duelo que se siente de manera interna para ser manifestado o expuesto al exterior.

Por ejemplo, si una persona ha perdido a su madre, va a pasar por las fases de duelo y naturalmente afrontará este conjunto de emociones de forma interna. Sin embargo, no necesariamente significa que esta persona se mantenga de luto usando ropa de color negro por 3 meses. Aquí la gran diferencia: el duelo hasta cierto punto es inevitable porque es el procesamiento psicológico de una pérdida de forma INTERNA, mientras que el duelo es la expresión EXTERNA de este proceso. El duelo no siempre es visible, el luto en la mayoría de veces sí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *