¿Qué es el trastorno de ansiedad social?

Comparte
Hombre hablando sobre su trastorno de ansiedad social durante su terapia

Imagina que tu mejor amigo se va a casar en dos días. Durante un año entero, ha preparado su matrimonio con ilusión y te ha pedido que seas la dama de honor. Aceptaste, pero al acercarse el día del matrimonio, comienzas a sentir un miedo intenso de ir al evento. Cada vez que piensas en él, tus músculos se tensan, tu corazón late más fuerte, sientes un hueco en el estómago y hasta te falta el aire. Te das cuenta que el miedo ocurre cada vez que piensas que estarás rodeada de muchas personas y, al ser dama, tendrás más atención que cualquier otro invitado. Sabes que es irracional ya que en el matrimonio estarán personas que conoces y hasta tus amigos de toda la vida. Sin embargo, el miedo es tan intenso que no sabes qué hacer y hasta estás dispuesta a no ir al matrimonio y poner en riesgo tu amistad. Esta situación es un claro ejemplo de alguien que sufre trastorno de ansiedad social. El trastorno de ansiedad social, también conocido como fobia social, se caracteriza por un miedo intenso y recurrente a situaciones sociales o a situaciones donde se pueda experimentar algún tipo de vergüenza (e.g. dar una presentación). A continuación, te contaremos todo acerca de este trastorno.

Señales y síntomas del trastorno de ansiedad social

Es normal experimentar ansiedad o nervios cuando vamos a un evento o cuando tenemos que dar una conferencia frente a cientos de personas. Sin embargo, se convierte en un trastorno cuando esta ansiedad y miedo son tan fuertes que comienzan a afectar significativamente tu rutina, tu vida social, tu trabajo, etc. Por ejemplo, dejas de ir a eventos por el miedo, te aíslas en tu casa para evitar ver o interactuar con gente, dejas de cumplir con tu trabajo por temor a quedar mal, entre otros. También, se considera que es un trastorno cuando la ansiedad te causa mucho malestar y está presente en casi todas o todas las situaciones sociales. Ahora señalaremos los síntomas que aparecen cuando una persona tiene este trastorno:

Síntomas psicológicos

  • Miedo a situaciones donde podrías ser juzgado/a
  • Miedo intenso a interactuar con personas desconocidas
  • Temor a ser humillado/a o avergonzado/a
  • Miedo a ser criticado/a y/o rechazado/a
  • Temor a que los demás se den cuenta de tu ansiedad
  • Temor a tener síntomas que puedan delatar tu ansiedad como: temblor en las manos y voz, sudoración, vergüenza
  • Evitación de situaciones donde debas interactuar con otras personas o donde seas el centro de atención
  • Tener pensamientos constantes después de un evento social sobre cada interacción que tuviste y preguntas sobre cómo pudiste interactuar mejor

Síntomas físicos

  • Palpitaciones
  • Temblores
  • Sudoración
  • Diarrea
  • Tensión muscular
  • Rubor
  • Confusión
  • Problemas gastrointestinales

El trastorno de ansiedad social suele desarrollarse en la adolescencia. No obstante, existen casos donde el mismo se desarrolla en la niñez. Si este es el caso, los síntomas suelen ser diferentes ya que los mismos se manifiestan como extrema timidez, berrinches, llantos, dificultad para separarse de los padres y evitación de interactuar con otras personas.

Los síntomas de este trastorno pueden mejorar o empeorar con el tiempo dependiendo de lo que viva la persona. A pesar de que los niveles de ansiedad pueden bajar, es importante tratarla en cuanto antes ya que es probable que aparezcan nuevamente.

Causas del trastorno de ansiedad social

El trastorno de ansiedad social suele desarrollarse en la adolescencia, pero existen casos donde las causas del trastorno de ansiedad social son una combinación entre factores biológicos y ambientales. Los siguientes son algunos de estos factores:

  • Factores biológicos: Este trastorno suele ser más común en personas que tienen padres que padecen del mismo, suponiendo un factor hereditario.
  • Factores ambientales: Situaciones pasadas donde la persona ha sufrido de alguna humillación o evento social negativo puede causar el desarrollo de este trastorno. De igual forma, una crianza de aspecto ansioso puede también jugar un rol en el desarrollo del mismo.

De igual forma, existen factores de riesgo que aumentan la probabilidad de que se desarrolle el trastorno. Estos son los siguientes:

  • Experiencias pasadas negativas: Haber experimentado humillación, críticas destructivas, rechazo o burla en el pasado puede incrementar las posibilidades de que se desarrolle un trastorno de ansiedad social.
  • Crianza: Si los padres criaron a sus hijos de manera ansiosa y también manifestaron miedo al interactuar con otras personas, es probable que los hijos desarrollen el trastorno.
  • Carácter: Las personas que son tímidas, introvertidas, silenciosas y retraídas tienen mayores posibilidades de desarrollar el trastorno.
  • Tener baja autoestima: Las personas que tienen baja autoestima y son inseguras de sí mismas tienen más probabilidades de desarrollar el trastorno que las que no.

¿Cómo tratar el trastorno de ansiedad social?

Al ser un tipo de trastorno de ansiedad, la terapia cognitivo conductual es la terapia más efectiva para el tratamiento del trastorno de ansiedad social. Muchas veces, los trastornos de ansiedad son ocasionados por distorsiones en nuestro pensamiento, lo que genera el miedo intenso y la ansiedad. Por eso, la terapia cognitivo conductual es la terapia que suele funcionar con este tipo de trastornos ya que trabaja directamente en estas distorsiones cognitivas para poder manejar el malestar, modificar la conducta y mejorar la vida de la persona.

Por otro lado, los grupos de apoyo suelen ayudar bastante ya que la persona se da cuenta que no está sola y que existen otras personas que sufren del mismo miedo que ella sufre. Es importante que este grupo de apoyo sea liderado por un profesional y pueda manejar los diferentes casos que se presentan dentro del grupo, sin que existan juicios que puedan empeorar la situación de la persona.

Finalmente, la medicación también suele ser un tratamiento para este trastorno. Sin embargo, la medicación solo debe darse en casos graves y después de que un psicólogo clínico haya hecho una evaluación profunda del caso. Como con todo trastorno y enfermedad, ninguna persona debe automedicarse. Esto debe hacerse con el acompañamiento de un profesional y de psicoterapia.

¿Por qué es importante pedir ayuda?

Al ser seres sociales, necesitamos interactuar con otras personas para llevar una vida sana y tener bienestar. El trastorno de ansiedad social impide a la persona relacionarse con los demás y conocer personas nuevas. De igual forma, la salud mental de la persona suele ser afectada significativamente, lo cual puede alterar el funcionamiento de la persona en su día a día y hasta su salud física. Es importante pedir ayuda porque la ansiedad no es una sensación que debemos normalizar. La ansiedad es perjudicial para la salud, por lo que debe ser tratada cuanto antes.

En Psiconnect, existen excelentes profesionales que tratan todo tipo de trastornos de ansiedad. Ellos están listos para apoyarte y ayudarte a encontrar bienestar en tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *