Languidez: la sensación del 2020-2021 ¿Qué es?

Comparte
Persona tomándose la cabeza de la confusión y con una sensación de languidez.
Foto por usuario Gustavo Fring para Pexels.

Desde que comenzó la pandemia, he tenido varias conversaciones con amigos que me dicen “ya no tengo ilusión por el futuro”, “siento que mi vida se me pasa por delante y yo no tengo control sobre ello”, “ya no tengo ganas de planificar nada porque igual no se sabe si podremos cumplirlo o no”, “estoy aburrida de vivir”. Y estaría mintiendo si digo que no me he sentido identificada con cada uno de estos comentarios en algún punto durante este último año. 

La pandemia nos quitó muchas cosas. Entre esas, nos quitó la posibilidad de planificar momentos que nos ilusionen. Por ejemplo, eventos sociales, vacaciones, viajes, paseos, cenas, estudios, etc. Como resultado, nuestras vidas se volvieron rutinarias y sin mucho estímulo que nos emocionen. En otras palabras, nuestras vidas se volvieron un tanto aburridas. 

Sentimos que nuestras vidas no tienen rumbo. Además, no tenemos ánimo ni energía para hacer las cosas. Y con esto, no sentimos ni la capacidad de concentrarnos. Sin embargo, no sufrimos de depresión. Sufrimos de algo llamado languidez. A continuación te explicaremos qué es languidez y cómo combatirla.

¿Qué es languidez?

Puede que sea la primera vez que escuchas este término o al menos en este contexto, y seguro quieres saber qué es la languidez. ¡Tranquilo/a que te explicamos! Cuando hablamos de salud mental, tendemos a pensar en dos extremos: bienestar (presencia de salud mental) o enfermedad (deterioro de salud mental). Sin embargo, existe un punto medio donde se encuentra la languidez o la ausencia de la salud mental. La languidez se define por una sensación de vacío, aburrimiento y estancamiento. Los expertos la comparan con una sensación de ver la vida a través de un vidrio empañado. Al ver a través de un vidrio empañado, no logras ver bien lo que hay ahí afuera. Y lo mismo pasa con la languidez. Al ver tu vida a través de la languidez, no logras ver bien lo que hay en un futuro. 

Al experimentar la languidez, no tienes síntomas de una enfermedad mental, pero tampoco eres un ejemplar de la salud mental. Vives, pero sin emoción o ilusión alguna. Tu motivación se ve afectada, tu capacidad de concentración es limitada y tu productividad es mínima. Y como si fuera poco, la languidez es una puerta abierta a diversas enfermedades mentales como la depresión. 

¿Me debería preocupar si tengo languidez?

Probablemente, la languidez es la sensación más experimentada en el 2020 y el 2021. Muchas personas la han sentido y muchas, también, la han superado. Sin embargo, lo preocupante y peligroso de la languidez no es la sensación en sí, sino que uno no nota que poco a poco ya no sientes placer, que te vas aislando de tus seres queridos y que comienzas a sufrir. Y como no lo notas, es probable que no pidas ayuda a tiempo y desarrolles una enfermedad mental. En Lombardía, Italia, se hizo un estudio con trabajadores sanitarios durante la pandemia. Se descubrió que aquellos trabajadores que experimentaban languidez tenían el triple de probabilidades de ser diagnosticados con un trastorno de estrés postraumático en un futuro. Es por esto, que es importante conocer acerca de la languidez y saber qué podemos hacer para combatirla.

7 recomendaciones para combatirla

A continuación algunas recomendaciones para combatir la languidez:

  1. Ponle nombre a tu sensación:

En psicología, una estrategia que se utiliza para que una persona mejore en sus síntomas, es poner un nombre a lo que está sintiendo. Cuando le ponemos un nombre a lo que estamos sintiendo, podemos identificar mejor lo que nos está sucediendo y, al mismo tiempo, darnos cuenta que no estamos solos. Por ejemplo, cuando empezó la pandemia, se denominó “duelo” a lo que las personas estaban sintiendo por el cambio radical que representó la situación. Al denominarlo así, las personas se sintieron más tranquilas porque sabían que no estaban sufriendo de algo más grave y también sabían que habían otras personas que estaban experimentando lo mismo y que no estaban solos. Es importante que si estás experimentando la sensación de vacío y estancamiento, le pongas el nombre de languidez. 

  1. Respetar tu horario de trabajo 

Durante la pandemia, los horarios de trabajo fueron cambiando ya que al hacerlo desde casa, no había un tiempo en que debías llegar y salir de la oficina. Las personas comenzaron a trabajar más horas y los límites de un horario comenzaron a desaparecer. Como resultado, las personas comenzaron a languidecer porque su día a día significaba trabajar todo el día y dejar de lado cualquier otra actividad que podría producir algún tipo de emoción. 

  1. Traza objetivos que puedas cumplir 

A pesar de que la pandemia no nos permite planificar en un largo plazo, es importante que te pongas objetivos que puedas alcanzar. Al tener objetivos que quieras alcanzar, tu mente siente que tiene un reto que cumplir y se activa instantáneamente. Además, los objetivos desempañan ese vidrio empañado ya que representan algo que quieres lograr. Como resultado, tu motivación incrementa y la languidez se reduce.

  1. Actividades para fortalecer los vínculos familiares o de amistad

Si bien nos vemos limitados por la pandemia a ver siempre a nuestros familiares o amistades, es importante que realices actividades que puedan fortalecer esos vínculos. Intenta verlos cada vez que puedas hacerlo. Esto te permitirá distraer tu mente, brindarle nuevos estímulos a tu cerebro y experimentar diferentes emociones. Si no puedes verlos, recuerda que la distancia no es una excusa para no estar en contacto con ellos. Actualmente, existen varias aplicaciones donde puedes hacer videollamadas con ellos y pasar tiempo de calidad conversando con ellos. Hasta puedes jugar diferentes juegos en línea y distraerte. 

  1. Realizar un cronograma diario 

Realizar un cronograma te permite planificar tu día a día y te ayuda a salir de la rutina también. Dentro del cronograma, es importante que pongas actividades laborales como también actividades personales. Las actividades de ocio son sumamente importantes para tu salud mental. Por eso, en el cronograma debes incluir estos momentos. Si bien vivimos en una sociedad donde el descanso es visto como algo negativo, la salud mental lo necesita para que nuestro cerebro y cuerpo funcione bien.

  1. Apartar las distracciones mientras trabajas para tener una mejor concentración 

En Inglaterra se hizo un estudio para conocer cuántas horas, en un trabajo de 8 horas diarias, son realmente productivas. Descubrieron que de las 8 horas de trabajo, solamente 2 horas 53 minutos eran dedicadas para actividades del trabajo. Las otras horas eran dedicadas para hablar con los colegas de temas que no eran del trabajo, ver redes sociales, tomarse descansos, ir al baño, comer, fumar con los compañeros de trabajo, y otras actividades que no tenían relación con el trabajo. Tomando este estudio en cuenta, es importante que cuando vayas a trabajar, trates de reducir todas las distracciones para poder ser productivo. Debes intentar que las horas de trabajo sean dedicadas solamente para el trabajo y para nada más. De esa forma, podrás acabar tus responsabilidades laborales más rápido y podrás tener tiempo para hacer otras cosas y reducir tu languidez.

  1. Hablar con un profesional de la salud mental 

La salud mental necesita ser alimentada todos los días para poder mantenerse. Si sientes que ya estás experimentando languidez ¡no esperes más! Y habla con un profesional de la salud mental. No esperes a estar mal o haber desarrollado una enfermedad mental para pedir ayuda. Regálate una hora entre semana para hablar de tus sentimientos y pensamientos con alguien que no te va a juzgar y solamente te va a ayudar con herramientas para mejorar tu salud mental. Si sientes que no tienes tiempo para ir a donde un psicólogo ¡ya no hay excusas! La terapia en línea es igual de efectiva que la terapia presencial, permitiéndote ahorrar tiempo mientras cuidas de tu salud mental. Recuerda que si bien la languidez es solamente una sensación, la misma es una puerta abierta a desarrollar enfermedades mentales. No permitas que este sea tu caso.

Ahora que conoces qué es la languidez y cómo afrontarla, es importante que estés atento a tus sensaciones, emociones y pensamientos. Prestar atención a estas tres cosas te permitirá estar al tanto de qué es lo que estás experimentando y entender qué es lo que necesitas. No te olvides que la languidez es solamente una sensación. Pero si no le prestamos atención, puede ser la puerta abierta de enfermedades mentales.

One response to “Languidez: la sensación del 2020-2021 ¿Qué es?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *