¿Qué son las fobias?

Comparte

Imagina que estás de excursión con tus amigos en la selva. Están caminando y de repente llegan a unas cuevas oscuras. El guía les indica que parte de la excursión es entrar gateando a las cuevas y ver lo que hay dentro. Tú, emocionado, eres el primero en entrar y todos tus amigos te siguen. De repente, comienzas a sentir un miedo intenso a seguir. Tienes miedo a quedarte atrapado en las cuevas y no poder salir de ahí. Te comienza a dar taquicardia, tu cuerpo empieza a sudar, comienzas a temblar y tienes la necesidad de salir inmediatamente de ahí. Sales de ahí asustado y el guía te dice que, seguramente, lo que tienes es una fobia por los espacios pequeños y cerrados. Así como tú, existen personas que tienen diferentes fobias a animales, a las alturas, a espacios conglomerados, y más. Pero, ¿qué son las fobias? A continuación, te contaremos todo acerca de ellas.

Tipos de fobias

Antes de hablar acerca de los diferentes tipos de fobias que existen, es importante primero definir qué es una fobia. Las fobias son un tipo de trastorno de ansiedad que se caracterizan por un miedo intenso a un animal, un lugar, una situación o a un sentimiento. Este miedo suele ser irracional ya que, normalmente, no existe una amenaza real que justifique la intensidad del miedo. Como respuesta a ello, las personas que sufren de alguna fobia suelen evitar, a toda costa, estar expuestos a lo que les causa temor.

Según la quinta edición del Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V, por sus siglas en inglés) existen tres tipos de fobias los cuales son, todos, tipos de trastornos de ansiedad:

  1. Agorafobia: Se caracteriza por el miedo excesivo a lugares abiertos o a situaciones que puedan causar sentimientos de pánico, desesperanza, vergüenza o atrapamiento. Generalmente, esta fobia se desarrolla después de haber experimentado un ataque de pánico y tener miedo de que vuelva a pasar. Sin embargo, la presencia de un ataque de pánico no es indispensable para su desarrollo. Esta fobia puede desarrollarse como un miedo a salir de la casa, hacer fila o hasta usar el transporte público. Si bien, puede desarrollarse a cualquier edad, es más común que se desarrolle entre los 20-30 años de edad.
  2. Fobia específica: También conocida como fobia simple, se caracteriza por el miedo intenso a un objeto o situación en específico como volar en un avión, las alturas, los animales, las vacunas, la sangre, etc. Esta fobia causa ansiedad inmediata al estar frente al estímulo que causa el miedo y afecta, significativamente, el funcionamiento de la persona que la siente. Su presencia es común en niños y, generalmente, suele persistir hasta la adultez si no se la trata. Esta fobia puede darse por los siguientes tipos de estímulos: animales (arañas, insectos, ratas, serpientes, etc), naturaleza (tormentas, alturas, agua, etc), exposición a la sangre, heridas o inyecciones, situaciones (túneles, ascensores, lugares cerrados, etc) y otros (miedo a vomitar, a asfixiarse, a tener una enfermedad catastrófica, etc).
  3. Fobia social: Esta fobia, también conocida como trastorno de ansiedad social, se caracteriza por el miedo intenso a situaciones sociales donde la persona se siente expuesta o en riesgo de sentir vergüenza. La persona que desarrolla esta fobia suele sentir miedo a que los demás les juzguen y les etiqueten como ansiosos, débiles o locas. Generalmente, se desarrolla en medio de la adolescencia y, en ciertos casos, a finales de la infancia.

Para que se pueda dar un diagnóstico de fobias, es importante que el miedo sea tan intenso que genere malestar significativo y afecte el funcionamiento normal de la persona.

¿Cuáles son los síntomas de las fobias?

Algunas personas que tienen fobias sienten los síntomas el momento que son expuestos al estímulo que causa el miedo intenso. Mientras que otras manifiestan los síntomas con tan solo pensar en ese estímulo. A continuación, te contamos acerca de los síntomas más comunes que se presentan frente a las fobias:

  • Miedo o ansiedad intensa
  • Pensamientos irracionales y/o distorsionados con respecto al estímulo que se tiene miedo
  • Evitación del estímulo del que se tiene miedo
  • Aislamiento
  • Taquicardia
  • Sudoración excesiva
  • Náuseas
  • Dificultad para respirar
  • Temblores
  • Dolor estomacal
  • Diarrea
  • Mareo
  • Bloqueo o congelamiento
  • Dolor de cabeza
  • Dolor de pecho

Como dijimos antes, el diagnóstico de fobias solamente puede hacerse si estos síntomas están presentes y causan un malestar significativo en la vida de la persona. Si el miedo no es tan intenso y la persona no se siente afectada por él, entonces esto no puede considerarse una fobia. Como con todo trastorno, es importante que si experimentas estos síntomas o conoces a alguien que lo hace, pidas ayuda a un psicólogo clínico que conozca sobre el tratamiento de fobias y sepa cómo guiarte en reducir el miedo.

¿Cómo se diagnostican las fobias?

Como con cualquier trastorno mental, las únicas personas que pueden hacer un diagnóstico son los psicólogos clínicos, neurólogos o psiquiatras. Por eso, es importante que un profesional sea quien evalúa el caso y defina si es o no una fobia y qué tipo de fobia es. Sin embargo, existen algunos criterios que puedes tomar en cuenta si estás tratando de identificar si sufres de una fobia:

  • Miedo intenso, excesivo e irracional ante la presencia del estímulo que se tiene fobia o la anticipación a él
  • El estímulo fóbico causa ansiedad inmediata
  • La persona reconoce que el miedo es excesivo y hasta irracional
  • Evitación constante del estímulo que produce la fobia
  • Malestar y afectación significativa del funcionamiento de la persona
  • El miedo intenso dura más de 6 meses

¿Cómo se tratan las fobias?

El tratamiento más efectivo para las fobias es la psicoterapia. Existen terapias que han sido desarrolladas específicamente para el tratamiento de las fobias como la terapia de exposición. Esta terapia consiste en exponer a la persona gradualmente al estímulo que provoca el miedo intenso e ir manejando la ansiedad que ocasiona poco a poco. Como toda terapia, es importante que la misma sea guiada por un profesional certificado en ella ya que se necesita de una guía adecuada para no empeorar lo síntomas o el caso en sí.

En Psiconnect, tenemos una variedad de psicólogos clínicos que están listos para ayudarte y guiarte hacia el bienestar. Además, te ayudamos a encontrar al psicólogo ideal para ti que se ajusta a tus necesidades, preferencias y objetivos. ¡Agenda YA!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Psiconnet - Encuentra tu Psicólogo Ideal

Te conectamos con tu psicólogo ideal para recibir tu consulta psicológica en línea.

Av. 6 de diciembre y Checoslovaquia, 170504, Quito, Pichincha, Ecuador.

Te ayudamos

Encuentranos en

Trustpilot