¿Qué son los celos y cómo controlarlos?

Comparte
Mujer celosa revisando el celular de su esposo

Seguramente has sentido celos en algún momento de tu vida. Tal vez cuando tu mamá dio a luz a tu hermano y sentiste que ya no recibías la misma atención que antes. O cuando tu mejor amiga comenzó a llevarse con otra amiga y ya no pasaba todo el tiempo contigo. O quizas cuando te enamoraste por primera vez y una amiga de él le coqueteaba mientras estaba contigo. O a lo mejor, cuando te enteraste que la persona que te gustaba estaba ya con otra pareja. Todos estos son ejemplos de situaciones que producen celos. Si no lo has vivido o no has sentido celos en el pasado, probablemente conozcas a alguien que los ha sentido.

Los celos son una reacción normal de los seres humanos que se da cuando existe o se cree que hay una amenaza de perder algo o alguien. Desde nuestros ancestros, los celos han estado presentes. Sin embargo, el exceso de celos puede ser nocivo tanto para la persona que los siente como para la persona que está siendo celada. Por eso, es importante conocer sobre ellos, entender sus causas y saber qué se puede hacer frente a ellos. A continuación, te contaremos todo acerca de los celos.

¿Qué son los celos?

Muchas veces, confundimos los celos con la envidia. Sin embargo, ambos términos son diferentes. Por un lado, la envidia se da cuando tenemos deseo de algo que no poseemos. Por ejemplo, ves a alguien que se compró el auto de tus sueños y sientes envidia porque quisieras ser tú el que lo tiene. Por otro lado, los celos se dan como una respuesta emocional al miedo o temor de perder algo como una persona, una cosa o una posición social. Generalmente, los celos están relacionados a la falta de seguridad o de confianza.

Cuando hablamos de celos de pareja, nos referimos al miedo que tenemos de que nuestra pareja nos sea infiel o nos deje. El miedo a ser reemplazados o dejados resulta en el desarrollo de pensamientos irracionales o distorsionados que, a su vez, generan la necesidad de controlar a la pareja para asegurar que esto no pase. No obstante, al contrario de lo que muchas personas piensan, el control no acerca a la pareja, sino que la aleja aún más.

Los celos son una respuesta emocional normal de todos los seres humanos. Generalmente, pensamos que los celos son negativos, pero no siempre es el caso. A veces hasta pueden ser positivos ya que demuestran la preocupación de una persona hacia otra, pero cuando estos celos son excesivos pueden llegar a ser extremadamente nocivos. Los celos pueden llegar a limitar la libertad de los otros y a afectar significativamente el bienestar de la persona que los siente. Por esto, es importante entenderlos y trabajar en ellos si vemos que están saliéndose de control. La mejor manera de trabajar los celos es con una guía profesional que te haga entender de dónde vienen los mismos y por qué los estás sintiendo.

Características de los celos

Si bien, todos podemos sentir celos en diferentes situaciones y de diferentes maneras, los mismos se manifiestan siempre de maneras similares. A continuación, podrás ver algunas de las características más comunes cuando una persona siente celos.

Características emocionales

  • Sentir miedo o temor a perder algo o alguien
  • Ansiedad, insomnio, depresión
  • Rechazo hacia las personas que rodean a la persona o cosa de la que se tiene celos
  • Actitud agresiva o a la defensiva

Características cognitivas

  • Pensamientos irracionales o distorsionados de que la pareja le está siendo infiel
  • Desconfianza permanente
  • Compararse reiteradamente con lo que se tiene celos
  • Percibir las relaciones pasadas de la pareja como una amenaza

Características de la conducta

  • Controlar a la pareja revisando su celular, a dónde va, con quién va, etc
  • No dejar que la pareja salga con sus amigo/as
  • Revisar los gastos de la pareja
  • Oler la ropa para ver si no huele a otra persona
  • Criticar a la pareja para hacerle sentir insegura de sí misma
  • Aislar a la pareja para que no se vea con nadie
  • Exigir que la pareja cuente todo lo que hace, dice o quiere

Estas características son algunas de las más comunes cuando una persona siente celos. Es importante recalcar que si bien sentir celos es normal en algún punto de tu vida, si estos son excesivos y constantes, pueden llegar a ser patológicos. En caso de que esto suceda, es importante ir a terapia para poder trabajar en la raíz de estos celos.

Causas de los celos

Como dijimos al principio, los celos son una respuesta emocional que todos sentimos en algún momento de nuestras vidas, aunque su intensidad es diferente para cada uno. Y esta intensidad está relacionada con lo que está causando los celos. A continuación, te contamos algunas de las causas más comunes de los celos:

  • Inseguridad sobre uno mismo: Cuando una persona tiene inseguridades sobre sí mismo tiene más probabilidades de ser celoso ya que busca la seguridad en la otra persona. Si esa persona se va o la reemplaza con alguien más, la persona estará desprotegida y ya no estará segura.
  • Desconfianza: La desconfianza en la otra persona juega un rol importante en el desarrollo de los celos. Al desconfiar, pensamos que la otra persona es capaz de irse con alguien más o dejarte.
  • Sentimiento de posesión hacia la otra persona: Cuando vemos al otro como alguien que nos pertenece o como una posesión nuestra, tendemos a sentir celos ya que nadie quiere perder algo que es suyo. Sin embargo, nadie es de nadie y todos tienen derechos a ser indiciduos libres y autónomos.
  • Miedo a estar solo: Los seres humanos somos seres sociales y no nos gustar estar solos. Pero hay personas que tienen miedo a estarlo y por eso se aferran a una sola persona, incrementando las posibilidades de sentir celos.
  • Baja autoestima: Cuando tenemos baja autoestima, tendemos a pensar que no somos lo suficientemente buenos para el otro. Por esto, celamos a la otra persona porque pensamos que siempre habrá alguien mejor que nosotros que nos pueda reemplazar.

¿Cómo controlar los celos?

Si después de leer las causas no te has dado cuenta aún, la forma más efectiva de controlar los celos y manejarlos saludablemente es trabajando en uno mismo. Muchas veces pensamos que los celos se desarrollan por algo que hace o no hace la otra persona. Pese a lo cual, en la mayoría de veces los celos son causados por carencias propias, las cuales tenemos que trabajar y encontrar en nosotros mismos. Por eso, el mejor consejo que te podemos dar para controlar o manejar los celos es: TRABAJA EN TI MISMO.

Los celos son una respuesta emocional normal que se da cuando tenemos miedo de perder algo o alguien. Son normales en ciertas ocasiones, pero cuando éstos se vuelven repetitivos o constantes, pueden volverse patológicos. Por esto, es importante encontrar la causa de tus celos y trabajarlos desde ahí para que no se vuelvan un patrón en tu vida. En Psiconnect, tenemos varios psicólogos que pueden ayudarte a trabajar en esto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Psiconnet - Encuentra tu Psicólogo Ideal

Te conectamos con tu psicólogo ideal para recibir tu consulta psicológica en línea.

Av. 6 de diciembre y Checoslovaquia, 170504, Quito, Pichincha, Ecuador.

Te ayudamos

Encuentranos en

Trustpilot