Trastornos de personalidad

Comparte
Mujer con trastorno de personalidad

La personalidad se define como un conjunto de patrones conductuales, cognitivos y emocionales que caracterizan a una persona. Al ser un conjunto de varias cosas, la personalidad difiere de persona en persona. Generalmente, las personalidades se desarrollan de acuerdo con las expectativas de la cultura de cada individuo, permitiendo que el mismo logre adaptarse a su entorno. Cuando una personalidad va en contra de las expectativas de la cultura y genera malestar o dificultad para acoplarse al ambiente, tiende a ser porque existe un trastorno de personalidad. A continuación, te contaremos todo acerca de los trastornos de personalidad.

¿Qué son los trastornos de personalidad?

Antes de definir los trastornos de personalidad, es importante conocer que existen rasgos de personalidad. Que son patrones de percepción y pensamiento sobre el entorno y sobre uno mismo. Estos rasgos tienden a manifestarse en distintos contextos, tales como: los profesionales, personales o sociales. Cuando estos rasgos son inflexibles, poco adaptativos y generan malestar, es cuando hablamos de trastornos de personalidad. Los trastornos de personalidad son patrones duraderos de conductas, pensamientos y emociones que se desvían de las expectativas culturales. Estos trastornos se desarrollan durante la adolescencia o la adultez temprana y son inflexibles, estables en el tiempo y generan malestar. El Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-V), señala los siguientes criterios para identificar un trastorno de personalidad:

  • Existen deficiencias significativas en el funcionamiento personal e interpersonal (empatía e intimidad)
  • La presencia de uno o más rasgos de personalidad patológicos
  • Las deficiencias de la personalidad son estables en el tiempo y consistentes en todos los contextos
  • Las deficiencias de la personalidad no son debido a dificultades en el desarrollo de la persona o dificultades para adaptarse al entorno socio-cultural
  • Las deficiencias de la personalidad no se deben a daños fisiológicos o a la ingesta de sustancias

Estos criterios permiten identificar si existe la presencia de un trastorno de personalidad, lo cual después nos permite identificar cuál trastorno de personalidad es específicamente. Para esto, es importante conocer cuáles son los tipos de trastornos de personalidad que existen.

Tipos de trastorno de personalidad

Es importante recalcar que las personas que tienen un trastorno de personalidad suelen cumplir con criterios de 1 o más trastornos de personalidad. La quinta edición del DSM agrupa los 10 tipos de trastornos de personalidad en 3 grupos diferentes. Cada grupo incluye características similares entre los trastornos. A continuación, te contamos más acerca de estos 3 grupos.

Grupo A

Dentro de este grupo, se encuentran los trastornos de personalidad que se caracterizan por ser raros y exéntricos. Los siguientes trastornos son parte de este grupo:

  • Trastorno de personalidad paranoide: este trastorno se caracteriza por la desconfianza, duda y sospecha de los demás.
  • Trastorno de personalidad esquizoide: este trastorno se manifiesta por un desinterés total por los demás y la dificultad para expresar emociones.
  • Trastorno de personalidad esquizotípico: la persona con este trastorno es excéntrico y tiene distorsiones cognitivas y perceptuales.

Grupo B

En este grupo, se encuentran todos los trastornos de personalidad que son dramáticos, emocionales o erráticos.

  • Trastorno de personalidad antisocial: se caracteriza por despreciar a los demás, desafiar a la autoridad, engañar y manipular a los demás para el beneficio propio y por mostrar irresponsabilidad social.
  • Trastorno de personalidad límite: la persona que desarrolla este trastorno es una persona que todo lo ve blanco o negro, tiene dificultades para formar y mantener relaciones interpersonales, se siente vacía por dentro y no logra regular bien sus emociones.
  • Trastorno de personalidad histriónico: este trastorno se caracteriza porque la persona que lo tiene intenta llamar la atención y es demasiado emocional.
  • Trastorno de personalidad narcisista: la persona con este trastorno tiene un sentimiento de grandiosidad, se cree mejor que todos, no tiene empatía y necesita de la constante aprobación de los demás.

Grupo C

Dentro de este grupo están todos los trastornos de personalidad que se caracterizan por la ansiedad y el miedo constantes.

  • Trastorno de personalidad evitativo: la persona con este trastorno tiende a evitar las relaciones interpersonales o el contacto con los demás por miedo a ser rechazado.
  • Trastorno de personalidad dependiente: al contrario del anterior, este trastorno se caracteriza por la necesidad de ser cuidado por otro y por la sumisión ante los demás.
  • Trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo: este trastorno se caracteriza por el perfeccionismo, la rigidez y la tenacidad.

Estos grupos categorizan y describen los criterios que se deben cumplir para poder diagnosticar un trastorno de personalidad. Sin embargo, es importante que un psicólogo sea quien evalúe el caso ya que, muchas veces, suelen existir varios criterios compartidos entre trastornos. El diagnóstico siempre debe hacerlo un profesional de la salud mental.

Causas

Hasta el día de hoy, las causas de los trastornos de personalidad no se conocen al 100%. Sin embargo, se conoce que hay una influencia genética y ambiental en su desarrollo. La mayoría de los trastornos de personalidad tienen un porcentaje de heredabilidad del 50%. El alto porcentaje que juega un rol en el desarrollo de estos trastornos hace que se ponga en duda la influencia del ambiente en el mismo. No obstante, existen teorías de que si bien el ambiente no es la causa principal de estos trastornos, el mismo incrementa las probabilidades de que el trastorno se desarrolle si es un ambiente poco saludable.

De igual forma, hay algunos trastornos de personalidad que son más comunes en mujeres que en hombres y viceversa. Por un lado, el trastorno de personalidad antisocial tiende a ser más común en los hombres (6:1). Por otro lado, los trastornos de personalidad límite, histriónico y dependiente tienen a ser más comunes en las mujeres (3:1). Aunque, la realidad muestra que existen estas diferencias, no quiere decir que no se pueden diagnosticar en hombres o mujeres.

Tratamientos

El principal tratamiento para los trastornos de personalidad es la psicoterapia. Pero, no todas las personas que tienen un trastorno de personalidad están dispuestos a pedir ayuda (como parte de su trastorno) o aceptan tener un problema. Por eso, la terapia ayuda siempre y cuando la persona reconozca tener un problema y esté dispuesto a hablar con alguien para mejorar. Una vez acuda a terapia, el psicólogo podrá ayudarle en lo siguiente:

  • Reducir los síntomas que están causando malestar
  • Aceptar que el problema viene de él mismo y no de los demás
  • Mejorar aquellas conductas que son destructivas, poco adaptativas o no deseables
  • Modificar los rasgos de personalidad patológicos
  • Mejorar las relaciones interpersonales de la persona

Los trastornos de personalidad son más difíciles de tratar ya que se necesitan de diferentes estrategias para abordar los casos. Aunque, la persona que acude a terapia suele mejorar en sus conductas, su manera de pensar y, más que nada, su funcionalidad en diversos contextos. La mayoría de trastornos de personalidad no suelen mejorar con el tiempo, por lo que es necesario y recomendable pedir ayuda a un psicólogo clínico lo antes posible.

One response to “Trastornos de personalidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Psiconnet - Encuentra tu Psicólogo Ideal

Te conectamos con tu psicólogo ideal para recibir tu consulta psicológica en línea.

Av. 6 de diciembre y Checoslovaquia, 170504, Quito, Pichincha, Ecuador.

Te ayudamos

Encuentranos en

Trustpilot